domingo, 24 de abril de 2011

que barbaridad!



2 y 2 son 4.
4 y 4 son 8.
8 y 8 ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... 20 ... QUE BARBARIDAD!


Esta escena es la que mas me divierte de Marcelino Pan y Vino. Me roba más de una sonrisa.
Han visto la película?
En semana santa mis padres siempre nos llevaban a ver películas acorde a las fechas. Familia católica, ya se imaginarán. Películas desde el nacimiento de Jesús hasta su muerte, de los romanos, historias biblícas y la típica de Ben Hur. Pero la película que siempre veo, recuerdo y la cual resume mucho mi religión es sin duda Marcelino Pan y Vino.
Mi relación con Dios es como la que uno tiene con un gran amigo. Aquel al que le cuentas tus inquietudes, tus alegrías, tus tristezas. En mis momentos de tristeza siempre he encontrado mi consuelo en él. Y en mas de una oportunidad he sentido un abrazo de él, si han leído bien he sentido un abrazo. Admito que no soy la típica católica que asiste a misa cada domingo, ni que anda golpeandose el pecho. Pero eso si hablo con Dios a mi manera y con ello estoy más que tranquila.
He llegado a desarrollar un lazo con él que no puedo explicarselos. Si bien me bautizaron y realice la primera comunión por mis padres, la confirmación lo hice por cuenta propia sin que ellos intervengan a mis 16 años. Mi decisión de ser católica es solo mía. Necesito creer que él existe, que él vive dentro de cada ser humano.
Sé que no hablo mucho de él, pero es porque es tan íntima mi relación con él que eso me lo guardo para mí. Hoy he decidido comentarles esto por que he disfrutado viendo esta película (versión española de 1955), recordándolo en una fecha tan especial para los católicos.
En ella vemos lo injusto del hombre (representado por el alcalde). La inocencia del ser humano (representado por Marcelino). El amor infinito (representado por Jesucristo). La tolerancia y la sabiduría (representado por los frailes, en especial Fray Papilla). Me gusta lo sencillo de la película, pero con múltiples enseñanzas en cada escena. Incluso a veces me roba alguna lágrima.

11 comentarios:

  1. yo veía esa peli de niña pero apenas me acordé q existía ahorita q la mencionaste :)

    Qué bonito post...mi relación con Dios es más o menos igual sólo que yo no me considero católica xD sólo me considero creyente y espiritual :)

    Lo importante es creer!!!
    Saludosss y feliz pascua!

    ResponderEliminar
  2. jaja mi abuela me ponia a ver peliculas religiosas pero x raro qe paresca jamas vi marselino pan y vino









    rAwWr!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola querida amiga!!!!! Qué bueno que te guste esta película!!!! Es ciertamente tierna y dentro de su simpleza encierra mucha sabiduría como bien has descrito.
    Aferrarte a Dios no es malo, siempre te traerá algo bueno... amistad, paz, tranquilidad, fe.... tantas cosas!!!! Si así las sientes... pues adelante con ellas!!!!
    Yo ayer lo celebré con la despedida de soltera de la hija de una muy buena amiga y nos lo pasamos GENIALLLLLLLLLLLLLL!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Rayos. Debo confesar, Marcelino Pan y Vino no es de mi agrado.

    ResponderEliminar
  5. Vi esa película también, Madame.
    Creo en Dios y voy a misa todos los jueves que se celebra la Hora Santa, donde apagan las luces y todos oran en silencio y uno siente a Dios más cerca.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Marcelino Pan y Vino a pesar de ser una película que siempre la programan en semana santa me sigue gustando.


    Un beso Madame.

    ResponderEliminar
  7. Disfruto siempre de la semana por la riqueza filosofica que nos dejo Jesus. No soy catolico y no tengo intenciones de serlo. SIn embargo, sus enseñanzas se han perpetuado por lo que lo considero un icono transcendental de la historia. Sin el no hubiera habido antes ni despues.
    Respecto a las peliculas, Los diez mandamientos, Ben Hur y La pasion de Cristo. Sin duda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Nunca he visto esa pelicula... que raro no? Pero tienes razón, cada quien tiene una relacion distinta con Dios, a la manera de cada quien y eso es mejor que la obligacion de cumplir con ciertos canones, o por lo menos yo lo veo asi.


    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Me gusta como lo explicas, asi tan sencillo, y a la vez tan profundo. Me gusta tu relación con Dios. La mía no es tan pacífica como la tuya, siempre dando bandazos, desde pequeño, entre el fanatismo recalcitrante de mi madre, que no es nada bueno, y mi reacción contraria a ese fanatismo, también radical y visceral, tambiéhn negativa. Sí, de veras, envidio tu relación con Dios...

    ResponderEliminar
  10. * Renata --> al menos crees en algo... jeee me alegro, vuelve a ver la pelí.. te gustará... besos

    * ichigo --> nunca es tarde para verla jaa... besos

    * Liova --> jaa merece un post esa despedida de soltera!!!!!! jaaa espero lo relates... besos!

    * Rev Alex --> que pena... así es la vida a algunos les gusta y otros no... jeee besos!!

    * Antony --> no soy mucho de ir a las iglesias pero si, de vez en cuando es tan necesario visitar la casa de Dios... besos

    * Malque --> a mi me fascina jee besos

    * Alex --> tantas versiones que nos presentan... de la pasión de Cristo la que más me movio el corazón fue la que dirigio Mel Gibson... besos

    * Sucio vagabundo --> yo no lo veo como obligación... es quererle sin fronteras, ni nada... es amor simple amor... besos

    * Jan --> es que cuando nos obligan a hacer algo que por nuestra propia cuenta lo hubieramos echo, el camino ya esta minado. Reconciliate con él...y verás lo gratificante... date una oportunidad... besos

    Gracias mis lectores por sus comentarios, sé que cada quien lleva su religión como le plazca, me alegra haber visto sus puntos de vista... besos y abrazos, nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, yo he visto Marcelino pan y vino un montón de veces, y siempre me ha enternecido, cuando era pequeña lloraba en la escena donde de queda dormido en brazos del Señor.
    Después del tiempo, y viéndola con ojos de adulta, el impacto es mayor, y la emoción vuelve a mi también al recordar mi niñez.
    Bueno, me ha gustado recordar tan bella película, muchas gracias por tu post.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Piensalo y liberalo aquí...