domingo, 5 de enero de 2014

La flor de la matanza...

La nieve cae en esta mañana muerta
perros vagabundos aúllan… 
logran perforar el aire con sus pisadas

Yo camino con el peso de la Vía Láctea sobre mis hombros
todo lo que me mantiene en la oscuridad es una sombrilla
Soy una mujer que camina al borde de la vida y la muerte
agote mis lágrimas muchas lunas atrás.

Toda la compasión de mis lágrimas y sueños
la nieve y la noche esperarán,
el mañana carece de sentido.
He aquí mi cuerpo sumergido en el río de la venganza
que escapo de mi feminidad muchas lunas atrás.

En el nombre del cielo van nuestros soldados
fieles, invencibles y valientes

Es el momento de salir de tu país,
del abrigo de tus padres
con el corazón impulsado por el aliento de las voces
que se resolvieron solemnemente a no volver
y llevar una vida sin victoria.

Y en esta casa,
los domesticados esperan a
los valientes soldados
despreocupados de su vida
y que no prefirieron el egoísmo del amor

Oh, que el mundo sea un sueño o una ilusión!
Estoy sola en la cárcel.

6 comentarios:

  1. Tus posts crípticos o de letras de rolas, Madame.

    Siempre he preferido tus relatos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La nieve, las lágrimas y los deseos de venganza, una combinación fría.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Vaya, ya pasó casi el mes desde el ultimo comentario de tu servidor.

    Un saludo, chateamos pronto.

    ResponderEliminar

Piensalo y liberalo aquí...